viernes, 1 de julio de 2016

Reseña No me quieres No te quiero - Victoria Vílchez

¡Buenos días a todas! ¡Por fin es viernes! 



Por cierto os recuerdo el sorteo que tenemos en el blog y que termina en unos días. ¡Animaros! ¡¡es un libro en papel!!


Bueno llegamos con una reseña de una de mis autoras españolas prefes. Como siempre, me ha entretenido con un libro fácil de leer y que además tiene un mucho de emociones encontradas.
Os dejo sinopsis para que os hagáis una idea. ¿Por cierto os gusta el nuevo aspecto de las sinopsis? He querido cambiar el tono rojo tan oscuro, pero lo mantengo en la letra, porque es característico del blog ^^



Como ya he dicho muchas veces voy a intentar leer (De momento lo estoy consiguiendo) todo lo que vaya sacando Victoria al mercado porque no me ha decepcionado. Sus libros me los leo en un par de días y siempre tienen algo que me gusta. De momento el que más me ha gustado (con diferencia) ha sido Fuego y Espinas.

No me quieres No te quiero es una historia con altibajos en cuanto a lo que te hace sentir.

Tessa está pasando un día de playa con su mejor amigo Zac cuando de repente su mundo tranquilo, lleno de risas y buenos momentos se desmorona con la sola visión de él: Alex. Su ex ha vuelto a la isla para poner su vida patas arriba. En cuando sus ojos lo localizan sin que en realidad lo estuviera buscando, como si de un imán se tratara, Tessa sabe que lo que le espera es un tornado de emociones porque desde ese momento, Alex vuelve a ocupar sus pensamientos.

Justo después de ese momento tenso en el que él y Zac se conocen la cosa se complica. Ella lo presenta como por así decirlo su rollete, su amigo con derecho a roce y lo que es más extraño para Tessa, con el paso de los días y en los encuentros casuales que tiene con Alex, su amigo parece disfrutar del papel de amigo con derechos más allá de la simple amistad. Pero Tessa, más allá de dudar del porqué de la actitud de Zac en momentos puntuales, no tiene más pensamiento que los que le dedica a Alex.

¿Será que él ha cambiado? ¿Sigue siendo ella la misma que también le hizo daño a él? ¿Habían madurado lo suficiente como para volver a intentarlo, justo ahora, después de cinco años de separación?

El caso es que ella no deja de preguntarse y él no deja de insistir en querer hablar con ella. Y aunque Tessa no se fía, porque sabe que con Alex no hay un simple “café y charla” termina cediendo y acaban en un beso que solamente sirve para llenarla de más y más dudas.

Finalmente y después de mucho pensar, de salir de fiesta con su amiga Marta (una loca entrañable) de tener que ser recogida por Zac y de meter la pata con él, acepta que tal vez lo más sensato es seguir el dicho de “Vale más actuar exponiéndose a arrepentirse de ello, que arrepentirse de no haber hecho nada”

Lo que la lleva a abrirse, fiarse de que Alex ya no es tan bipolar como de adolescente y de que ella no va a cometer errores del pasado. En definitiva que ninguno de los dos se hará daño. Y ambos viven una vertiginosa relación tipo montaña rusa en la que su relación sentimental es muy dura, afilada casi diría yo. Y la física es apasionada y en bucle porque jamás se sacian el uno del otro.



Alex me dio mala espina desde el principio. Como persona que en la adolescencia sufrió con un amor no bien correspondido no podía más que leer y decirle a Tessa “Te vas a dar una buena” la leía y leía y solo podía ver el final. Los cambios de humor de Alex durante el libro me ponían negra y me hacía sentirme mal por Tessa, que como a todos nos ha pasado alguna vez, daba y daba pero no recibía. Finalmente Alex estaba ancladísimo en el pasado, sobretodo le pasaba eso de que lo suyo había que perdonarlo, pero amigo lo que le habían hecho no tenía por qué olvidarlo. No podía y realmente a mi parecer ni lo intentaba.



Tessa es un personaje que me ha gustado. No locamente, pero me ha gustado. Ha seguido a su corazón, ha hecho cosas que creo que todas hubiéramos hecho. Perdonar, dar una segunda oportunidad y en definitiva querer ser feliz. Muchas veces buscamos ese amor dónde no debemos y queremos ponerle un filtro como a las fotos de Instagram. Un filtro que difumine los malos momentos de antes y lo del presente, haciéndolos parecer simples rachas, tratando de disimular que lo bueno no es tan bueno y que lo malo es demasiado malo.


Zac es el personaje que termina este trío amoroso, que no llega a ser tan trío en esta primera parte. El pobre (el que más me ha gustado de todo el libro) ha estado en un amargo segundo plano durante toda la historia. Siendo en todo momento el perfecto amigo y el eterno novio diez. Los padres de ella lo adoran ( ¡y rara vez una madre se equivoca!) ella misma lo adora. La atracción física existe. Soy creyente de que si Alex no hubiera reaparecido, la amistad tan perfecta que tienen hubiera dado varios pasos hasta terminar juntos. Finalmente entendí la decisión de Zac de apartarse.

Además tenemos dos personajes secundarios muy buenos que pese a que no aparecen muchísimo son una presencia constante en la vida de nuestros protas. Sobretodo Marta, la mejor amiga de Tessa, que la escucha, la lleva de fiesta y además de decirle las cosas más duras cuando debe, también sabe darle un respiro, capitular y apoyarla en sus decisiones.
Teo, el hermano de Zac, que parece que va en una erección permanente toda su vida, da el toque de humor y da el toque de atención a Zac en el momento justo en el que por cierto la autora te deja con la boca abierta y la miel en la boca que se suele decir.

Lo que más me ha gustado: Zac, obviamente. La relación de ellos dos como amigos y la escena del sofá al principio del libro. Por poner una escena con Alex, diría que la escena bajo las estrellas es el momento en el que su relación debería haberse puesto en modo pause para que todo fuera perfecto. Aunque es una lástima que para que estén bien, deban estar ellos dos solos aislados del mundo.

Lo que menos: Precisamente darme cuenta de que él solo es feliz teniéndola para él solo. No puede compartirla con nadie porque enseguida algo le hace clic en la cabeza y estalla. Las cosas que le dice cuando eso sucede tampoco me han gustado.

La historia me ha gustado, la siento como a mitad, lógico teniendo en cuenta que es una bilogía así que ahí la tengo a medias, esperando a leer la siguiente parte para darle más puntuación porque para mí es como que no la he terminado.
Por cierto… ¡soy Team Zac!


Mi Puntuación 3/5 (Espero el siguiente Victoria ;P , ¡lo necesito después de ese final!)





3 comentarios:

  1. Yo quiero leer este libro, la verdad es que me muero de ganas, a ver si leo primero un monton que tengo acumulado y me pongo con el

    besotes

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola!
    A mi este libro me gustó y no me gustó... tengo una extraña relación con el. Me gusta como está escrito y como la autora muestra este tipo de relaciones que acaban mal y a la vez no podía evitar que no me gustará porque la relación eran tan... tóxica que me ponía nerviosa. Yo también pensaba todo el rato: Tessa que batacazo te vas a llevar.
    Pero creo que es bueno para que mucha gente se vea identificada y vea desde fuera algunas conductas que tenemos en las relaciones y que no son lo mejor para nuestra felicidad.
    Un saludo :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Tienes razon es un tema escabroso, dificil de llevar. Yo temo que el desenlace sea a favor de Alex! Porque no creo que pueda olvidar todo lo que hace a Tessa.
      Es que es una relación super toxica al final parece que las personas no sabemos rendirnos, por mucho que duela a veces con querer no es suficiente.
      Gracias por pasarte :)

      Eliminar